EDUCACION

La depresión post-parto

El nacimiento de un bebe requiere de cambios en la vida de la madre, la cual necesitara usar de todas sus habilidades para satisfacer las necesidades de esa personita especial. Los cambios ocurren desde el momento de la gestación con la producción hormonal de estrógeno y progesterona. A medida que el embrión se desarrolla, la madre experimenta cambios emocionales en la espera ansiosa de dar a luz y la preparación de la llegada del bebe. Después del parto muchos factores afectan el estado anímico de la nueva mama. Algunas mujeres experimentan lo que se llama depresión puerperal. Esta se manifiesta con síntomas de tristeza, irritación, ansiedad, inquietud, sentimientos muy comunes las primeras dos semanas y desaparecen sin tratamiento.

La Depresión Post-parto se presenta con los mismos síntomas, pero su duración se extiende durante 2 o 3 meses, puede durar más tiempo incluso anos sino se trata oportunamente.

La causa exacta de la depresión pos-natal se desconoce. Numerosos estudios relacionan los cambios en el estado de ánimo de la madre con antecedentes de depresión en la familia u otros trastornos de ansiedad. También se asocia a esta enfermedad, los conflictos con la pareja, falta de apoyo afectivo familiar, actitud negativa hacia el embarazo o el bebe, síntomas depresivos durante la gestación, problemas económicos, laborales o de salud, perdida de un ser querido durante el periodo del embarazo. Las probabilidades aumentan en mujeres menores de 20 años, madres solteras, viudas, embarazos no planeados, parto difícil, prematuro, emergencias, portadoras de otras enfermedades incluyendo alcoholismo y otras adicciones.

La Depresión Post-Parto necesita de un tratamiento psiquiátrico y psicológico que incluye medicamentos y psicoterapia por un tiempo determinado según sea necesario. Los síntomas desaparecerán a medida que la madre comienza a cuidar de sí misma, recibe el apoyo profesional, familiar, de amigos y sobre todo del padre de su bebe. Cuando los síntomas depresivos se manifiesten, la madre debe hablar y decírselo a las personas que tiene a su alrededor. Después debe pedirle a su Ginecólogo, Pediatra o medico principal, que la refiera a un profesional de la salud mental. Los síntomas son los mismos de la depresión regular: estado de ánimo triste o deprimido, agitación e irritabilidad, cambios en el apetito (mucho o poco), sentimientos de inutilidad o culpa, sentirse desconectada, falta de interés en la mayoría de actividades, incluyendo sexo, perdida de concentración, perdida de energía, llanto frecuente, pensamientos de hacerse daño a si misma o a su bebe; en ocasiones puede perder el sentido de realidad y entrar en un estado de psicosis. La mejor prevención es recibir ayuda para atender al bebe y a la madre durante el periodo de “Riesgo” después de dar a luz. Lo recomendable siguen siendo los 40 días que nuestras abuelas seguían con tanta reverencia. Este es el tiempo de recibir ayuda con las tareas y quehaceres de la casa.

La madre debe tener una actitud relajada ante el apoyo de los abuelos, suegros, tíos, tías, amistades cercanas, que estén dispuestos a ayudar con las nuevas demandas incluyendo las económicas. Recuerde descansar, aprovechar dormir junto con su bebe, no presionarse a sí misma o tratar de hacerlo todo. Busque tiempo para estar a solas con su esposo. No pase mucho tiempo sola, vístase, arréglese y salga de casa a realizar visitas o diligencias. Hable con otras madres acerca de su experiencia de ser mama. Las adaptaciones a los cambios se realizaran poco a poco. Enfóquese en ver crecer a su bebe y disfrutar de su presencia, esto le dará nuevas fuerzas para comenzar su maternidad.

Escrito por: Lic. Martha Elida Rodríguez-Perez, Psicóloga Clínica